Visit our archive

La apraxia del habla infantil (AHI) es un tipo de trastorno motor que afecta la forma en que el cuerpo produce el habla. Los trastornos motores del habla son de naturaleza neurológica, lo que significa que el cerebro de un niño tiene dificultades para coordinar las diferentes partes del cuerpo necesarias para producir el habla: la lengua, los labios y la mandíbula inferior. Se cree que el nivel de deterioro en el sistema de procesamiento del habla ocurre en algún lugar entre la codificación fonológica y la fase de ejecución motora. Cuando los niños con apraxia están tratando de comunicarse, luchan para  secuenciar y articular sonidos, sílabas y palabras. Estos impedimentos resultan en una dificultad  para moverse con rapidez y precisión entre secuencias de configuraciones articulatorias que son necesarias para la producción de un habla contínua e inteligible. Algunos investigadores afirman que los niños con apraxia del habla infantil tienen además un desorden en áreas sensoriales motoras, como la propiocepción y por lo tanto, una incapacidad para comprender la posición espacial de las estructuras articulatorias. Para algunos de los niños más gravemente afectados, incluso iniciar gestos de movimiento del habla puede resultar extraordinariamente difícil. La apraxia se diferencia  de otros trastornos motores del habla porque no es causada por debilidad muscular, un rango limitado de movimiento, o parálisis de los músculos.

 La apraxia puede ser causada muy frecuentemente  por daño neurológico debido a infecciones, enfermedad, lesión, o trauma. También puede ser una característica secundaria de otras afecciones, incluyendo algunos trastornos genéticos, trastornos degenerativos, trastornos metabólicos e incluso trastornos convulsivos; Sin embargo, no todos los niños con este tipo de trastornos presentarán apraxia. También hay casos en que la causa de la apraxia es desconocida y no hay ningún indicador neurológico aparente de por qué un niño está exhibiendo apraxia en el habla

Cuáles son los signos y síntomas de la apraxia? Este puede ser un trastorno difícil de identificar debido a su complejidad. Parte de la confusión asociada con el trastorno es que no todos los niños con apraxia exhiben los mismos tipos de signos o síntomas. Los niños que muestran este tipo de impedimentos, también suelen tener problemas en ciertos aspectos de lenguaje expresivo y / o receptivo, incluso de forma muy sutil. Según las investigaciones, la apraxia “pura” del habla en los niños es rara. Los síntomas también pueden variar en su severidad sin embargo algunas de las características más comunes de apraxia incluyen: Habla tardía Aunque este síntoma puede ser compartido con muchos otros trastornos del habla o del lenguaje, si su bebé no balbucea o si su niño es considerado un “hablante tardío” la apraxia podría ser una razón. Intentos articulatorios Este es un tipo de búsqueda o comportamiento de lucha en el que un niño intenta varias veces articular los sonidos con su lengua, labios o mandíbula inferior. Errores inconsistentes Se producen diferentes tipos de errores en la misma palabra cuando se repitan una y otra vez. Dependiendo del nivel de severidad, el niño puede ser capaz de producir con precisión el enunciado objetivo en un contexto, pero es incapaz de producir el mismo objetivo con precisión en un contexto diferente. Discurso automático mejor que el espontáneo El habla automática (es decir números, alfabeto, saludos sociales, etc.) y el habla imitada será menos afectada que el habla espontánea. Se presenta más dificultad con los enunciados voluntarios y autoiniciados en comparación con los enunciados aprendidos, automáticos o modelados. Dificultad en palabras multisilábicas Los errores aumentan con la longitud o complejidad de los enunciados, como en las palabras multi-silábicas o fonéticamente desafiantes Prosodia afectada La prosodia puede verse afectada por un discurso monótono o el niño puede enfatizar la sílaba o palabra equivocada. Otras perturbaciones de la prosodia incluyen la velocidad afectada,  déficit de tiempo en la duración de los sonidos y las pausas entre y dentro de las sílabas. Reducción de la inteligibilidad del habla Debido a la inconsistencia y frecuencia de sus errores en el habla, los niños con apraxia serán difíciles de entender para los oyentes desconocidos.

Si usted tiene preocupaciones de que su hijo puede estar exhibiendo signos o síntomas de apraxia, es importante que el niño sea evaluado por un terapeuta del lenguaje quien  será  capaz de  brindarle un diagnóstico excluyendo otros trastornos del habla. En la actualidad la investigación no  demuestra consistencia en qué características son mas importantes para fundamentar el diagnóstico de apraxia del habla infantil. Tampoco está claro cuáles o cuántas características deben estar presentes para el diagnóstico. Por lo tanto, la terapeuta del lenguaje debe utilizar una gran cantidad de juicio clínico en el diagnóstico.

No existe  una solución fácil para la apraxia, y debido que  puede manifestarse de manera diferente en cada niño tampoco hay una misma fórmula para todos , más bien existe una variedad de técnicas dependiendo de cada paciente. Los resultados del tratamiento pueden depender de la gravedad de la apraxia del niño, así como de si existen otros problemas asociados, tales como retraso en el desarrollo del lenguaje, dificultades con los movimientos motores finos o cuestiones sensoriales. Generalmente, con un tratamiento oportuno y apropiado, los niños con apraxia pueden hacer algún nivel de progreso y alcanzar ciertos niveles de habla inteligible y comunicación efectiva. Muchos niños pueden llegar a ser hablantes inteligibles, pero se necesita constancia y compromiso.

La práctica consistente y la repetición son claves importantes y necesarias para ayudar a los niños con apraxia a alcanzar un nivel adecuado de comunicación. Recuerde que trastornos como la apraxia pueden ser frustrantes para los padres y los niños por lo que proporcionar un ambiente de apoyo es vital para  su autoestima y les ayudará a  sentirse positivos a medida que se esfuerzan por aumentar sus intentos de comunicación.